20 pintarrojas nacen en el Acuario de Almuñécar

El Acuario de Almuñécar se ha convertido en todo un ejemplo  de reproducción de pintarrojas desde hace casi dos años. Y  es que desde que en  noviembre de 2014 eclosionara  el primer huevo de pintarroja en la instalación, no se ha parado de mimar a estos pequeños escualos y en el último trimestre han sido casi medio centenar los huevos de pintarroja los que se ha reproducido, según informaba uno de los cuidadores del centro, José Fernández.

Fernández manifestó que hace  casi  dos meses las pintarrojas adultas  hicieron una primera puesta de 27 huevos y estos últimos días han sido 29 los que hemos contabilizado. “Tras localizarlos, dijo el técnico, fueron trasladados  a la zona de cuarentena  para controlar la iluminación, temperatura y calidad del agua. De los huevos que han  eclosionado hemos conseguimos mantener  11 bebes de pintarroja, que ya están crecidos  y 11 más  nacidos en los últimos días. La misma naturaleza hace que continúen los más fuertes”.

“Esperamos que en los próximos días pasen a exposición algunos de estos pequeños, que ya han alcanzado las dimensiones idóneas para poder compartir espacio con sus hermanos y el público que acude a la instalación pueda disfrutar de ellas”, explicó José Fernández. Y añadió:  “ Además tenemos en exposición las diferentes fases de los huevos para que los visitantes puedan ver su desarrollo, esta iniciativa está siendo muy bien acogida por el público, sobre todo infantil, que se sorprenden al ver los movimientos de los bebes dentro de los huevos”.

Según recordaron los técnicos del Acuario de Almuñécar, la pintarroja es  una especie de tiburón, de los más pequeños y delgados que existen.  “Son bentónicos, lo que quiere decir que esta especie  vive en el fondo y su tamaño máximo puede alcanzar un metro en su edad adulta, aunque los que hay actualmente en las instalaciones sexitanas miden unos   60 cm”., señalaron.

 

No se admiten más comentarios