Relación histórica de Almuñécar y sus costas

 

La consolidación de prosperidad de la localidad de Almuñécar tiene un marcado carácter marítimo. La existencia de puertos naturales en estas costas y la riqueza de su mar, ha servido desde siempre a sus habitantes para obtener alimentos, comerciar con otros pueblos o crear industrias al abrigo de la pesca.

Por mar llegaron los fenicios (S. VIII A.C) estableciendo inicialmente relaciones comerciales y consolidando con el tiempo actividades propias del mar, como la pesca y la industria del salazón. Los romanos gestionaron y explotaron con éxito estas actividades durante al menos 600 años (hasta el Siglo V D.C.). Desde Almuñécar (Sexi) partían con destino a Roma ánforas llenas de salazones y salsas (garum) de atún, melva o bonito, en barcos de carga con capacidad de hasta 5.000 ánforas. Los árabes iniciaron la creación de Al Andalus y la conquista de la Península Ibérica desembarcando con Abd al Tahman I (año 755) en las costas de Almuñécar.

Hoy  día, Almuñécar es una ciudad eminentemente turística gracias a su mar, a un clima privilegiado y a un pasado histórico que está vivo y se respira en sus calles.

No se admiten más comentarios