Unos cuarenta ejemplares de pintarrojas nacen en el Acuario de Almuñécar.

Las buenas condiciones del agua y entorno hacen que este centro sexitano tenga una  prolífica especie de escualo.

 El Acuario de Almuñécar sigue  la vanguardia en lo que a la cría de pintarrojas se refiere ya que en los últimos meses han nacido varias decenas de estos pequeños escualos, pudiendo sacar adelante a unos 40 ejemplares, según han informado los técnicos del centro sexitano.

“Esta especie de tiburón, al contrario que la mayoría, es una especie que ponen huevos y no nacen vivos directamente del vientre de la madre, por lo que requieren de un cuidado especial para que salgan adelante” afirma Francisco Leva, biólogo del Acuario de Almuñécar.

“Creemos que, según los huevos con los que contamos y el estado en que se encuentran, podremos ver el nacimiento de unas cinco pintarrojas al mes durante algún tiempo”, avanzó el biólogo.

A este ritmo, la pintarroja se va a convertir en una de las especies dominantes en el Acuario de Almuñécar gracias a la gran labor que realizan los técnicos y biólogos del mismo, junto con las condiciones que reúnen las instalaciones.

El centro se ha convertido, por méritos propios, en una atracción destacada, no solamente de turistas que visitan Almuñécar sino de estudiantes e investigadores interesados por estas reproducciones.

No se admiten más comentarios